Autor: Atacayte Machín

Orión

En este personaje podemos encontrar diversos mitos y que incluso fueron asociados en la antigua sumeria con Gilgames.

Según la mitología griega, Orión era un gigante el cual había nacido de la piel de una tertena en Beocia, en casa de un campesino el cual tuvo en su casa alojados al propio Zeus, Hermes y Poseidón.

Otra leyenda comenta que fue Hirieo, el cual había recibido en su palacio de la ciudad de Hiria, a los dioses anteriormente mencionados y que en honor a la visita de los tres, sacrificó un magnífico buey. Hirieo comentó a estos dioses su deseo de tener descendiente, más este no estaba relacionado con ninguna mujer, por lo que Zeus le mandó a coger la piel del buey que había sacrificado y le encomendó a orinarla. Los dioses enterraron dicha piel en el palacio, naciendo unos meses después el propio Orión.

También tenemos la versión de Homero, el cual comentaba que Orióen era el hjo del rey Minos.

Orión se convirtió en un gran y hábil cazador y un culto astrónomo y forjador de armas, disciplinas que había aprendido de Atlante y de Éfeso.

Debido a su gran estatura se decía que Orión era capaz incluso de caminar por el mar algo que confundió a Artemisa, que viendo a este con su cabeza sobresaliendo de las aguas, usó su cabeza como blanco para sus flechas, asi demostraría a diferentes dioses como Apolo, su puntería prodigiosa. Una de estas le alcanzó y lo mató, naciendo de esta manera uno de los mitos de este.

Existe otra historia la cual dice que Afrodita se había enamorado de Orión, lo que provocó celos en la propia Artemisa. Esta en venganza hizo que un escorpión picara a este personaje, lo cual resultaría letal para este, que fallecería.

Otra versión de la misma es que Artemisa había mandado al escorpión a matar a Orión, ya que este por accidente había tocado el velo de esta con mano impura.

Artemisa, Enopión y la muerte de Orión – Johann Carl Loth

Sea como sea la realidad mitológica de la muerte de Orión, en las diversas historias y teorías que se tienen en cuenta para este personaje, coinciden que Artemisa aparece en las mismas y que esta entristecida y afligida por ser la causante de la muerte de este, pidió a Zeus que lo colocara en el cielo, en donde formaría una de las mas brillantes constelaciones.

En el propio firmamento aparece Orión con su perro y una liebre, armado con su brillante espada y ropa de cazador, y a la propia Artemisa siguiéndole y envolviendo a este en un halo de luz plateada, convirtiéndose en el terror de las demás estrellas del cielo.

En otro de los mitos, Orión se enamora y persigue a las siete hermanas Pléyades, las cuales son puestas por Zeus en el cielo en la constelación de Tauro, el cual protegería a estas del cazador.

Como curiosidad, se puede percibir que el perro de Orión es la reluciente estrella Sirio, la cual anuncia la canícula.

Actualmente en astronomía, podemos asociar a Orión como una nebulosa formada por siete estrellas que son perfectamente visibles en cielos bien despejados.

Fuentes:

BOCCACCIO, Giovanni (1951). «Genealogie Deorum Gentilium Libri». Vincenzo Romano, ed. Opere. IX y XI. Bari.

Enciclopedia mitológica (2011). De Vecchi

Apolodoro. «Biblioteca mitológica, i, 4» (en inglés). Ártemis es llamada Opis en Calímaco. «Himnos y epigramas, iii, 204» (en inglés). y en Fontenrose, Orion: The Myth of the Hunter and the Huntress, p. 13

El Origen de la Navidad

Representación de las Saturnalias (uno de los precedentes de la Navidad)

El conocimiento general que se posee cuando nos referimos a Navidad, es el de tenerlo como el día en el que la cristiandad conmemora el nacimiento de Cristo. Constituyendo de esta manera una de las más grandes festividades del año cristiano.

Pero, exactamente ¿Por qué se celebra el día 25 de diciembre?

Bien, esto lo pueden responder dos teorías las cuales nos dan una idea sobre el por qué de esta fecha.

Como vemos, muchas festividades asociadas a la Navidad, tienen su origen pagano, y la cristiandad tuvo muy en cuenta la Saturnalia romana, fijándolo como el día en el que la luz venció a la oscuridad. Interpretación simbólica como aniversario del nacimiento de Cristo (Natividad), coincidiendo como vemos con las demás festividades paganas hacia el solsticio de invierno.

La primera comenta la utilización de esta misma fecha en diferentes culturas, para celebrar algún acontecimiento. Entre ellas tenemos por ejemplo el Janucá, el solsticio de invierno de los britanos, en la cultura germana el Yule, o incluso, las Saturnalia romana o posteriormente la celebración al dios Mitra, conocida también como el “Nacimiento del Sol Inconquistado” o “Natalis Solis Invicti”.

De esta manera poseemos una cita de Lucas 1: 78-79, el cual comenta sobre esta fecha así:

“… Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, con que nos visitó desde lo alto la aurora, para dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte; para encaminar nuestros pies por camino de paz “.

Sin lugar a dudas, esta teoría tiene bastante sentido si tenemos en cuenta los precedentes al cristianismo.

En cuanto a la segunda teoría, podemos decir que fue la más aceptada por la Iglesia de Occidente. Estos teniendo en cuenta la fecha de la Anunciación de María, el 25 de marzo, contaron a partir de ahí 9 meses coincidiendo de esta manera con el 25 de diciembre, conmemorando de esta manera en esta datación, el nacimiento de Jesucristo.

Cabe comentar que mientras la Iglesia de Oriente mantuvo por algún tiempo la fecha del 6 de enero, la Iglesia de Occidente estableció el nuevo calendario durante el reinado de Constantino.

El Origen de la Víspera de Navidad

Tenemos constancia de qué durante varios siglos, la Navidad se celebró de manera que no fuera un solo el día, sino que constara de una temporada completa de celebraciones en diferentes partes del mundo comenzando la víspera de estas fiestas, el 24 de diciembre.

Entre ellos, los antiguos judíos tuvieron gran influencia en esta datación, ya que se tuvieron en cuenta sus tradiciones para acercarse a esta fecha. Para ellos un día comenzó a las seis de la tarde y duró hasta las seis de la tarde del día siguiente, por lo que los cálculos de estos nos hacen pensar en la relación con esta fecha.

Tradiciones

Muchas costumbres asociadas a la Navidad, tienen origen, como bien habíamos comentado, pagano. Así por ejemplo encender un tronco de Pascua la víspera de Navidad, es muy famosa en Europa y por ejemplo los letones y lituanos, la llaman en sus idiomas “Noche del leño”.

El adorno con muérdago o acebo mismo, así como el intercambio de regalos, son supervivencias de la Antigua Roma o de la Europa Septentrional del momento. El árbol de Navidad, el cual es de origen alemán o Santa Claus, también relacionado con San Nicolás, son otras de las tradiciones que continúan a día de hoy.

Muérdago

En los países nórdicos comienzan a poner los adornos de ramos o guirnaldas, según su tradición, el día de Nochebuena, ósea la víspera de Navidad. Ya que, tenían el pensamiento de que si lo ponían antes traería mala suerte.

Guirnalda

Hablando de adornos, la fecha exacta para quitarlos varía según la época. Aceptándose de manera casi general el 6 de enero, también había quienes lo prolongaban hasta febrero.

Los villancicos también poseen una tradición antigua, ya que estos eran llevados a cabo por músicos callejeros, que convirtieron dichas canciones en algo típico de estas fiestas.

El significado cristiano detrás de las tradiciones antiguas

Se considera el Siglo IV, como fecha en la que se adopta la Navidad como festividad, para los cristianos. Hemos visto como las antiguas prácticas se siguen conservando de una manera u otra e incluso adaptando. En el cristianismo diversas costumbres paganas calaron de manera que su significado se interpretara de diferentes maneras.

Así pues, aquí nombramos una serie de personajes los cuales hacen referencia al significado de diversos objetos que son tradicionales en esta festividad y que muchos fueron recogidos de otras culturas:

El árbol de Navidad: “los árboles de hoja perenne eran el símbolo de la vida eterna. Martín Lutero los presentó a la Iglesia de la Reforma como una imagen de nuestra vida infinita en Cristo, al traer un árbol a su familia en la víspera de Navidad encendida con velas” (Isaías 60:13).

“Las velas son una imagen de que Cristo es la Luz del mundo” (Juan 8).

“Acebo habla de las espinas en su corona” (Mateo 27:29).

“El rojo es un color de Navidad que habla de la sangre y muerte de Cristo.

“Los regalos son un recordatorio de los regalos de los Reyes Magos al bebé Jesús. Cada uno de ellos habla de un componente de Su encarnación: Majestad en la vida, Agonía más amarga en la muerte y Él como un regalo perfecto de Dios para nosotros” (Mateo 2). (Oro, incienso y mirra, fueron los regalos dados al niño Jesús)

La Adoración de Los Reyes Magos. Cuandro de Rubens

En definitiva y como hemos podido comprobar, a lo largo de los siglos, la evolución de esta festividad ha bebido de diferentes tradiciones las cuales han tenido gran importancia e influencia, sobreviviendo al devenir del tiempo, y convirtiéndose en algo aceptado e interiorizado en las costumbres generales del mundo occidental.

Más tradiciones navideñas

El Yule

El Yule o también llamado Yuletide, son aquellas fiestas paganas realizadas por los pueblos germanos y nórdicos, para celebrar el solsticio de Invierno. Duraba alrededor de 12 días y significaba el triunfo de la vida sobre la muerte, la luz sobre la oscuridad.  Se hacían ofrendas, se dedicaba a la familia, a la fertilidad, se recordaba a la gente ausente y se juntaban todos alrededor de una mesa la cual era preparada con gran esmero.

Se ponía un árbol el cual representaba el Yggdrasil  y se decoraba las casas con acebo o muérdago. Antes del amanecer, se prendía una hoguera y en ella se quemaba el Yule, el cuál era un tronco decorado con símbolos rúnicos. Este se dejaba arder por 12 horas y sus cenizas se esparcían por la casa y campos para atraer la prosperidad.

Representación actual de un tronco de Yule decorado para Navidad

Los jóvenes incluo llegaban a ir por el lugar de residencia pidiendo, como diríamos a día de hoy, una especie de aguinaldo.

Como podemos comprobar, de esta tradición también el cristianismo contiene ciertas costumbres, como el de reunirse en grupo, o por ejemplo el fuego con el que se quema el leño, el cual significaría la existencia eterna de Cristo, la unión, la calidez, la luz.

En cuanto al muérdago, también fue un símbolo de la Antigua Roma, de hecho Romanos 5: 1; Romanos 8: 1 dice así : “Fue bajo el muérdago que las viejas enemistades y a amistad rota fueron restauradas. Así que Cristo fue quien quitó la enemistad y nos dio la paz con Dios”; que el cristianismo también adoptaría en sus costumbres.

Otro símbolo a tener en cuenta, serían las campanas. Estas, siendo redundante, simbolizarían la anunciación de la llegada de Cristo, la buena nueva según la tradición cristiana.

Tradiciones Modernas

Santa Claus

Santa Claus según la tradición de la Navidad cristiana, es el nombre derivado del holandés Sinter Claus, el cual a su vez vendría del nombre San Nicolás. En religiones paganas como la nórdica, este personaje derivaría del dios Odín. Pero como ya sabemos, no es de extrañar que el cristianismo, tenga influencias de algunas de las costumbres de otras culturas.

Volviendo a la historia de este personaje para la Navidad, San Nicolás fue un obispo del siglo IV en una iglesia de Myra, ciudad de la actual Turquía y por entonces Imperio Bizantino. Este era un gran defensor de la gente necesitada y de los niños. Se comenta que realizó diversos milagros a lo largo de su vida, pero sobre todo por sus gestos de caridad como el de repartir regalos una vez llegada estas fechas o incluso, como llegó a hacer, pagar las dotes matrimoniales de tres hermanas, para que estas no tuvieran que ser prostituidas.

San Nicolás de Myra

En occidente este personaje, es reconocido como San Nicolás de Bari, ya que allí se transportaron sus restos cuando Bizancio cayó bajo el poder otomano.

Pero ¿De dónde proviene el Santa Claus que hoy día conocemos?

La imagen que poseemos del actual Santa Claus, o Papá Noel, proviene del dibujante alemán Thomas Nast, el cual migró a los Estados Unidos y allí se le reconoció como “ el padre de los dibujos americanos”. Este dibujó a Santa Claus en una antigua ilustración, la cual apareció el 3 de enero de 1863 en la edición del Harper´s Weekly; y en dónde aparece Santa visitando un campamento de la Guerra Civil. En esta se puede leer “Welcome Santa Claus” (Bienvenido Santa Claus).

La imagen de Santa Claus visitando un campamento de la guerra civil estadounidense

Nast seguiría dibujándolo y en 1881, conseguiría hacer una de las caricaturas de Santa Claus más famosas. Según este autor (el cual sería preguntado por el color del traje de Santa) el rojo sería el color elegido para vestir a este personaje.

Santa Claus de Nast de 1881

Coca – Cola se inspiraría en el Santa Claus de Nast para realizar el personaje al cual conocemos a día de hoy, allá por 1920. Es decir, popularizaría aún más a Santa.

Como podemos ver, sobre el Santa Claus tenemos diferentes historias , las cuales fueron evolucionando y convirtiéndose en diferentes versiones, según la tradición o cultura.

Hablando de tradiciones ¿Sabías que hay lugares en los que tienen la creencia que Santa Claus/ Papá Noel, tiene una versión maléfica?

En efecto, al igual que sabemos que Santa trae regalos a los niños que se han portado bien, en diferentes culturas se usó una versión casi demoniaca, para los niños que se comportaban mal. Este personaje sería conocido como Krampus.

Según la tradición alemana y diversas alpinas, Krampus el cual derivaría de la palabra alemana Krampen (garra) y también de regiones de los Alpes como una derivación del nombre del diablo, se convirtió en la contraparte de Santa Claus allá por el siglo XIX.

Representación de krampus

Cuentan que este se encargaba de visitar a los niños que habían sido malos, la noche anterior a la llegada de Santa Claus, y se los llevaba a su guarida, los devoraba o incluso ahogaba.

La descripción física de este ser, sería la de una especie de demonio peludo mitad cabra, con pezuñas y garras. Llevaba un saco o una cesta, cadenas y campanas, avisando con esos sonidos de su llegada.

Para alejar a este ser y a los espíritus oscuros, los jóvenes se disfrazan a semejanza de este ser, algo que a día de hoy se sigue realizando en ciertos lugares con esta tradición, realizando incluso desfiles.

Desfile de Krampus en Alemania

Otra tradición moderna sería las tarjetas de felicitación navideñas. Se considera que las primeras comenzaron en 1844, gracias al británico William Dobson, el cual dibujó diversas fotos para utilizarlas en esta época del año y pronto se expandiría a los Estados Unidos.

Cole y Horsley en el año 1864 creyeron que esto tendría un gran potencial comercial, por lo que usaron esta creciente tradición para producir lo que ahora supera una industria de $ 1,000,000,000.00, que recibe 4,000 millones de tarjetas enviadas cada año solo en Estados Unidos.

En conclusión y como podemos comprobar, muchas de estas tradiciones que tienen su raíces en culturas muy antiguas, a día de hoy han evolucionado y derivado a lo que conocemos, en gran parte gracias a la publicidad comercial.

Historia del Rey Wamba

A lo largo de la Historia hemos tenido figuras muy curiosas y que cuya vida, ha pasado casi desapercibida para los libros. Una de estas figuras podemos encontrarla en el Rey visigodo Wamba, el cual después de haber servido toda su vida a la batalla y ostentado buenos títulos, se encuentra con la sorpresa de ser rey de la noche a la mañana.

Estatua del rey Wamba en la Plaza de Oriente, Madrid

Nacido en el año 630 aproximadamente, Wamba fue un rey visigodo, como bien comenté,  el cual sin querer ser monarca dio a estos, sus últimos ápices de esplendor ya que tras él vendrían años de decadencia.

Wamba llegaría al poder con nada menos que 72 años, duraría en el poder desde el año 672 hasta el 680.  Este no tenía deseo alguno de llegar a ser monarca, más la muerte de su predecesor, Recesvinto, hizo que los electores y señores tuvieran que elegir a un nuevo rey.

De esas votaciones salió el nombre de Wamba, el cual anteriormente había formado parte de un destacado puesto dentro del Oficio Palatino, en el cual estaban los grandes nobles hegemónicos. A pesar de este rechazar el nombramiento, fue obligado a aceptar la corona, incluso llegando a ser amenazado de muerte. Fue finalmente ungido en la Iglesia de San Pedro y San Pablo, en Toledo.

Orla del rey Wamba. Se ecuentra en el Museo Numismático de Barcelona

Se esperaba mucho de su gestión por ello lo eligieron y no falló. A pesar de que tuvo que hacer frente a diferentes guerras internas y sublevaciones, las hizo frente a todas y salió victorioso de ellas.

Venció a los vascones y cántabros en la rebelión que estos realizaron, rechazó un intento de invasión proveniente del norte de África, la cual intentó pasar desde el estrecho de Gibraltar e incluso, hizo frente a una sublevación desde la Septimania en la cual estaban implicados Ilderico un noble visigodo el cual era conde de Nimes, obispos, abades y merovingios, los cuales vieron una buena oportunidad para echar a los visigodos del lugar. Envió al general Paulo para que sofocara este alzamiento, pero una vez en el lugar, este le traicionó y es reconocido allí y proclamado como rey de la parte oriental.

Una vez enterado de esto, el rey Wamba no esperó a los nobles pues se fiaba poco de ellos, y con su propio ejército decide sitiar a los sublevados a los cuales vence y captura a algunos. Entre ellos se encontraría Paulo, al cual le obliga ponerse una raspa de pescado, haciendo alusión a esa corona oriental de la cual fue proclamado como rey.

Tiempo después, promulgó la ley “ De his qui ad bellum non vadunt”, es decir, la ley de movilización militar en la cual se obliga a todos los nobles, clérigos, incluso a las capas inferiores, a tomar las armas en caso de guerra. Esta ley estaba penada en caso de desobediencia con la pena de exilio, confiscación de pertenencias o incluso, con la muerte. También consiguió levantar la muralla de Toledo y reunión varios concilios como el de Braga o el IX de Toledo, en el cual se discutieron los intentos de corrección de los abusos eclesiásticos.

Ya con 80 años, aprovechando la ocasión en la que Wamba estaba descansando en sus aposentos, conjuradores como Ervigio, de la familia de Chindasvinto, el obispo Julián de Toledo y sus colaboradores, le narcotizaron, le tonsuraron, es decir le raparon la coronilla cual monje, y consiguieron que abdicara en favor de Ervigio.

Estos pensaban que el rey moriría dada su salud, su edad y los narcóticos dados, pero para sorpresa de todos despertó, más no pudo recuperar su corona, pues según el canon XVII del concilio VI, no podría llegar a ser rey todo aquel que haya tenido contacto previo con la Iglesia, y en esto entra el hábito de tonsura, propio de monjes, como bien comentaba en líneas anteriores. De esta manera, Wamba se recluiría en el monasterio de Monjes Negros de San Vicente, en Burgos, en donde moriría ocho años después en el año 688 D.c.

Esta es la breve historia de Wamba, el visigodo que sin esperarlo, llegó a ser un gran rey, y el cual daría sus últimos años de bonanza a la cultura visigoda.

Estatua conmemorativa del Wamba en Burgos












Fuentes:

Julián de Toledo (c. 685). Historia del rey Wamba.

Lafuente, Modesto (1850). Historia general de España.

www.provinciadevalladolid.com/es/wamba

casarealdeespana.es/2016/07/08/wamba-rey-visigodo/

La Expansión marítima holandesa a través del Atlántico

Bandera del Imperio Neerlendés

Colonización por el Atlántico

Como bien sabemos, a lo largo de la historia, son muchas las potencias europeas que han intentado obtener el mayor de los beneficios posibles, para de esa forma obtener una hegemonía mundial sobre las otras potencias. Esto produjo que las tensiones entre países fueran cada vez mayores y por lo tanto siempre se buscó la manera de sobre salir unas de otras.

En este caso, me dedicaré a hablar sobre el Imperio Neerlandés y de cómo llegaron a formarse como potencia, llegando a competir contra otras que hasta entonces eran muy superiores.

Todo comenzó con el Tratado de Breda, el cual sostenía con Inglaterra, y la tregua con España, con la cual había mantenido numerosas tensiones.

Fue a partir de aquí que, aprovechando la buena experiencia que tenían en el ámbito marítimo, el Imperi Neerlandés quien contaba con una gran flota que habían formado gracias a las numerosas construcciones de calidad y, como bien dije, la experiencia naval, que los neerlandeses se lanzaron en a la mar en busca de forjar su historia. Los holandeses, estaban muy interesados en el comercio con Oriente, de hecho, formaron su propia compañía, la de las Indias Orientales. El problema fue que la competencia con otras compañías extranjeras era muy dura y esto provocó la necesidad de búsqueda de otras rutas para llegar hacia el destino deseado, en este caso los mares de China.

Así de esta manera, se encargó a un tal Henry Hudson, un británico con anterior experiencia en otra compañía, la búsqueda de dichas rutas.

Barcos Holandeses siglo XVI

Cambiando rumbos, se dirigieron hacia otros costados del globo, llegando de esta manera a las costas de América. Se adentraron hacia el lugar que hoy día conocemos como Nueva York.  Navegaron por todos aquellos caudales y de esa manera pretendieron, y así lo hicieron, reclamar aquellos territorios que se comprendían entre las bahías de Nueva York y Delaware, territorio el cual sería bautizado como Nueva Holanda, cuya exclusividad pertenecería a la Compañía de la Nueva Holanda y posteriormente a la Compañía de las Indias Occidentales después de su creación. En un principio, mantendrían los neerlandeses comercio con los indios, con unos más que otros, ya que no con todos tendrían buenas relaciones, de hecho, hasta hubo enfrentamientos. No había interés por el momento de realizar una colonización propiamente dicha, solo establecieron algunos fuertes y factorías.

Real Compañía Indias Occidentales

Colonia, África, Holanda, esclavos


Con la creación de la Compañía de las Indias Occidentales en 1621 el Imperio Neerlandés, se comenzó a crear la idea de una colonización. El nacimiento de esta compañía tuvo que ver con el deseo de competir y asfixiar al tráfico naval hispano en América, y también para mantener un control marítimo holandés sobre las costas no solo americanas, sino por las africanas.

A pesar de que se intentó enviar colonos hacia esa nueva posesión en Norte América, no se obtuvo el éxito deseado, debido a la dulce situación por la que estaba pasando la metrópoli en aquellos momentos. Se llevaron a cabo planes de concesiones de tierras y ayudas a todos aquellos holandeses, e incluso extranjeros, que llevaran allí unos 50 colonos. Sistema Patroon lo llamaron. Cabe mencionar que se había anexionado otros territorios, como el caso de Manhattan, comprada a los indios. También se poblaron lugares como Connecticut.

El sistema anteriormente comentado, no tuvo mucho éxito debido a que favoreció más a la creación de una oligarquía gobernante que a la inmigración de agricultores, por lo que pronto habría enfrentamientos entre la propia compañía y los patroons por lo que los cambios en el gobierno fueron constantes. En el gobierno de allí, de la compañía, ya que el estado no se inmiscuía en sus asuntos a no ser que fueran de índole política o militar.

El tráfico comercial, era la mayor fuente de ingresos de los holandeses. Estos comerciaban con todo tipo de productos, los cuales vendían luego a indios o los transportaban de manera ilegal a puertos extranjeros como españoles, ingleses o franceses que había en América.

Un capítulo difícil en la historia de la Nueva Holanda fue su casi desaparición debido a los enfrentamientos acaecidos con los indios, los cuales hartos de las matanzas que estos sufrían, por culpa del desprecio del nuevo gobernador, Kieft. Se levantaron contra los establecimientos holandeses realizando numerosos destrozos, huidas y muertes entre los colonos. Esta rebelión será pacificada gracias a la victoria de Underhill, un capitán contratado de Nueva Inglaterra, sobre los indios.

Holandeses en América del Norte


Conflictos con otros países

Estos planes consistían muchas veces en robar a los galeones españoles, los cuales iban llenos de oro y plata. También realizar el comercio con colonias de otras potencias extranjeras, con productos que necesitaban y que la propia potencia no podía proporcionar. Esto era visto como algo ilegal para esas potencias. Como bien dije anteriormente y se nombra mucho en los textos que he leído, la actividad holandesa se basó, en gran parte de su historia en estos lares, en el contrabandísmo. Decir que estas acciones de establecimientos y comercio las llevaban a cabo empresas privadas y particulares a parte de la propia Compañía, ya que el capital era más bien privado y como bien decía anteriormente, el Estado no se metía a no ser que fuera por motivo militares o políticos. Esto se daría así en la mayoría de las ocasiones hasta desaparecida la Compañía, ya que tuvo una pérdida de su poder debido a esos particulares y otras empresas.

Cabe mencionar la importancia que tuvo la conquista de parte de Brasil. Los holandeses consiguieron en varias ocasiones vencer a Portugal y hacerse con los enclaves y fortificaciones de esta, no solo en América, como en el caso de Brasil, sino también de lugares de África.

Como iba diciendo, estos consiguieron vencer a los portugueses y hacerse con el control de varios lugares de Brasil, estableciendo así un monopolio, en el que el azúcar era su principal importancia. Esto es debido a que Holanda en un comienzo, aparte de pieles y otros productos, comerciaba con tabaco también, pero viendo el deseo que se tenía por el azúcar en esos momentos en Europa y en otros lugares y teniendo ya anteriormente conexión con este tipo de producto, gracias a la conexión Madeira- Amberes, los holandeses deciden atacar y anexionarse partes del territorio brasileño.

Piratería

El Imperio Neerlandés decide por entonces cambiar de estrategia y en vez de dedicarse meramente al contrabando, decide también llevar a cabo una colonización propiamente dicha en sus posesiones y realizar una actividad agrícola que permita llevar a cabo el comercio. De esta manera, y viendo que la mano esclava era la que sería capaz de impulsar todo esto, los holandeses habiéndose hecho también con lugares portugueses en África, se convertirían en uno de los principales esclavistas de la época.  Siendo esta actividad superior al comercio de oro o marfil y de la cual sacaban mayor beneficio. De esta manera podemos ver como en sus colonias, la minoría era blanca.

Después de un tiempo realizando esta actividad, poco a poco irá comenzando un declive de este imperio neerlandés debido a que otras potencias como Gran Bretaña o Francia comienzan a hacerse más poderosas. Pierden los enclaves brasileños y algunas islas, provocando que tuvieran la necesidad de ir en busca de otros territorios.

La solución la encontraran en la denominada Guyana Holandesa, la cual posteriormente les será arrebatada por los británicos, los cuales después de la Paz de Breda, como anteriormente expliqué, a cambio de que se les devolviera los territorios norte americanos, estos les reconocerían los derechos de los holandeses sobre la Guyana, denominándose Surinam. De esta manera con lo que se quedarían de su imperio atlántico y caribeño, después de varias pérdidas, debido al gran esfuerzo que habían realizado para mantener el comercio de esclavos y a su vez el contrabando, con algunas pertenencias de menor calibre como fueron varias islitas menores y Surinam.

En conclusión El imperio Norlandés forjaron su imperio gracias en parte a esos comercios y contrabandísmo, los cuales llegaron a tener un nexo entre ellos y que a su vez harían que se decidiera en varias ocasiones, por realizar colonizaciones en algunas posesiones, que permitirán de esta manera seguir con su actividad contrabandística y comercial, y que a pesar de que poco a poco fueran desapareciendo sus principales valedores como lo fueron la Compañía de las Indias Occidentales (en la Historia Atlántica) u otras empresas y particulares, provocando de esa manera la pérdida de su poder y parte de sus pertenencias; permitirían a los holandeses, hacerse un hueco en esta parte de la historia.

Extensión del Imperio Neerlendés




Bibliografía

  • Gutiérrez Escudero, Antonio. XVIII. Los holandeses en América del Norte y el Caribe en el Siglo XVII.
  • Crespo Solana, Ana. Holanda en el Caribe desde la perspectiva comparada. Aportación al debate sobre los modelos de expansión en los siglos XVII y XVIII.
  • https://www.academia.edu/32182071/UN_IMPERIO_DE_REDES_EL_COMERCIO_NEERLAND%C3%89S_CON_EL_ATL%C3%81NTICO_ESPA%C3%91OL_Y_LOS_MERCADERES_DE_C%C3%81DIZ_1680-1740_Ana_Crespo_no_4
  • http://docmgmt01.blogspot.com/2014/08/colonizacion-holandesa-francesa.html

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén