Categoría: Historia antigua

El Origen de la Navidad

Representación de las Saturnalias (uno de los precedentes de la Navidad)

El conocimiento general que se posee cuando nos referimos a Navidad, es el de tenerlo como el día en el que la cristiandad conmemora el nacimiento de Cristo. Constituyendo de esta manera una de las más grandes festividades del año cristiano.

Pero, exactamente ¿Por qué se celebra el día 25 de diciembre?

Bien, esto lo pueden responder dos teorías las cuales nos dan una idea sobre el por qué de esta fecha.

Como vemos, muchas festividades asociadas a la Navidad, tienen su origen pagano, y la cristiandad tuvo muy en cuenta la Saturnalia romana, fijándolo como el día en el que la luz venció a la oscuridad. Interpretación simbólica como aniversario del nacimiento de Cristo (Natividad), coincidiendo como vemos con las demás festividades paganas hacia el solsticio de invierno.

La primera comenta la utilización de esta misma fecha en diferentes culturas, para celebrar algún acontecimiento. Entre ellas tenemos por ejemplo el Janucá, el solsticio de invierno de los britanos, en la cultura germana el Yule, o incluso, las Saturnalia romana o posteriormente la celebración al dios Mitra, conocida también como el “Nacimiento del Sol Inconquistado” o “Natalis Solis Invicti”.

De esta manera poseemos una cita de Lucas 1: 78-79, el cual comenta sobre esta fecha así:

“… Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, con que nos visitó desde lo alto la aurora, para dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte; para encaminar nuestros pies por camino de paz “.

Sin lugar a dudas, esta teoría tiene bastante sentido si tenemos en cuenta los precedentes al cristianismo.

En cuanto a la segunda teoría, podemos decir que fue la más aceptada por la Iglesia de Occidente. Estos teniendo en cuenta la fecha de la Anunciación de María, el 25 de marzo, contaron a partir de ahí 9 meses coincidiendo de esta manera con el 25 de diciembre, conmemorando de esta manera en esta datación, el nacimiento de Jesucristo.

Cabe comentar que mientras la Iglesia de Oriente mantuvo por algún tiempo la fecha del 6 de enero, la Iglesia de Occidente estableció el nuevo calendario durante el reinado de Constantino.

El Origen de la Víspera de Navidad

Tenemos constancia de qué durante varios siglos, la Navidad se celebró de manera que no fuera un solo el día, sino que constara de una temporada completa de celebraciones en diferentes partes del mundo comenzando la víspera de estas fiestas, el 24 de diciembre.

Entre ellos, los antiguos judíos tuvieron gran influencia en esta datación, ya que se tuvieron en cuenta sus tradiciones para acercarse a esta fecha. Para ellos un día comenzó a las seis de la tarde y duró hasta las seis de la tarde del día siguiente, por lo que los cálculos de estos nos hacen pensar en la relación con esta fecha.

Tradiciones

Muchas costumbres asociadas a la Navidad, tienen origen, como bien habíamos comentado, pagano. Así por ejemplo encender un tronco de Pascua la víspera de Navidad, es muy famosa en Europa y por ejemplo los letones y lituanos, la llaman en sus idiomas “Noche del leño”.

El adorno con muérdago o acebo mismo, así como el intercambio de regalos, son supervivencias de la Antigua Roma o de la Europa Septentrional del momento. El árbol de Navidad, el cual es de origen alemán o Santa Claus, también relacionado con San Nicolás, son otras de las tradiciones que continúan a día de hoy.

Muérdago

En los países nórdicos comienzan a poner los adornos de ramos o guirnaldas, según su tradición, el día de Nochebuena, ósea la víspera de Navidad. Ya que, tenían el pensamiento de que si lo ponían antes traería mala suerte.

Guirnalda

Hablando de adornos, la fecha exacta para quitarlos varía según la época. Aceptándose de manera casi general el 6 de enero, también había quienes lo prolongaban hasta febrero.

Los villancicos también poseen una tradición antigua, ya que estos eran llevados a cabo por músicos callejeros, que convirtieron dichas canciones en algo típico de estas fiestas.

El significado cristiano detrás de las tradiciones antiguas

Se considera el Siglo IV, como fecha en la que se adopta la Navidad como festividad, para los cristianos. Hemos visto como las antiguas prácticas se siguen conservando de una manera u otra e incluso adaptando. En el cristianismo diversas costumbres paganas calaron de manera que su significado se interpretara de diferentes maneras.

Así pues, aquí nombramos una serie de personajes los cuales hacen referencia al significado de diversos objetos que son tradicionales en esta festividad y que muchos fueron recogidos de otras culturas:

El árbol de Navidad: “los árboles de hoja perenne eran el símbolo de la vida eterna. Martín Lutero los presentó a la Iglesia de la Reforma como una imagen de nuestra vida infinita en Cristo, al traer un árbol a su familia en la víspera de Navidad encendida con velas” (Isaías 60:13).

“Las velas son una imagen de que Cristo es la Luz del mundo” (Juan 8).

“Acebo habla de las espinas en su corona” (Mateo 27:29).

“El rojo es un color de Navidad que habla de la sangre y muerte de Cristo.

“Los regalos son un recordatorio de los regalos de los Reyes Magos al bebé Jesús. Cada uno de ellos habla de un componente de Su encarnación: Majestad en la vida, Agonía más amarga en la muerte y Él como un regalo perfecto de Dios para nosotros” (Mateo 2). (Oro, incienso y mirra, fueron los regalos dados al niño Jesús)

La Adoración de Los Reyes Magos. Cuandro de Rubens

En definitiva y como hemos podido comprobar, a lo largo de los siglos, la evolución de esta festividad ha bebido de diferentes tradiciones las cuales han tenido gran importancia e influencia, sobreviviendo al devenir del tiempo, y convirtiéndose en algo aceptado e interiorizado en las costumbres generales del mundo occidental.

Más tradiciones navideñas

El Yule

El Yule o también llamado Yuletide, son aquellas fiestas paganas realizadas por los pueblos germanos y nórdicos, para celebrar el solsticio de Invierno. Duraba alrededor de 12 días y significaba el triunfo de la vida sobre la muerte, la luz sobre la oscuridad.  Se hacían ofrendas, se dedicaba a la familia, a la fertilidad, se recordaba a la gente ausente y se juntaban todos alrededor de una mesa la cual era preparada con gran esmero.

Se ponía un árbol el cual representaba el Yggdrasil  y se decoraba las casas con acebo o muérdago. Antes del amanecer, se prendía una hoguera y en ella se quemaba el Yule, el cuál era un tronco decorado con símbolos rúnicos. Este se dejaba arder por 12 horas y sus cenizas se esparcían por la casa y campos para atraer la prosperidad.

Representación actual de un tronco de Yule decorado para Navidad

Los jóvenes incluo llegaban a ir por el lugar de residencia pidiendo, como diríamos a día de hoy, una especie de aguinaldo.

Como podemos comprobar, de esta tradición también el cristianismo contiene ciertas costumbres, como el de reunirse en grupo, o por ejemplo el fuego con el que se quema el leño, el cual significaría la existencia eterna de Cristo, la unión, la calidez, la luz.

En cuanto al muérdago, también fue un símbolo de la Antigua Roma, de hecho Romanos 5: 1; Romanos 8: 1 dice así : “Fue bajo el muérdago que las viejas enemistades y a amistad rota fueron restauradas. Así que Cristo fue quien quitó la enemistad y nos dio la paz con Dios”; que el cristianismo también adoptaría en sus costumbres.

Otro símbolo a tener en cuenta, serían las campanas. Estas, siendo redundante, simbolizarían la anunciación de la llegada de Cristo, la buena nueva según la tradición cristiana.

Tradiciones Modernas

Santa Claus

Santa Claus según la tradición de la Navidad cristiana, es el nombre derivado del holandés Sinter Claus, el cual a su vez vendría del nombre San Nicolás. En religiones paganas como la nórdica, este personaje derivaría del dios Odín. Pero como ya sabemos, no es de extrañar que el cristianismo, tenga influencias de algunas de las costumbres de otras culturas.

Volviendo a la historia de este personaje para la Navidad, San Nicolás fue un obispo del siglo IV en una iglesia de Myra, ciudad de la actual Turquía y por entonces Imperio Bizantino. Este era un gran defensor de la gente necesitada y de los niños. Se comenta que realizó diversos milagros a lo largo de su vida, pero sobre todo por sus gestos de caridad como el de repartir regalos una vez llegada estas fechas o incluso, como llegó a hacer, pagar las dotes matrimoniales de tres hermanas, para que estas no tuvieran que ser prostituidas.

San Nicolás de Myra

En occidente este personaje, es reconocido como San Nicolás de Bari, ya que allí se transportaron sus restos cuando Bizancio cayó bajo el poder otomano.

Pero ¿De dónde proviene el Santa Claus que hoy día conocemos?

La imagen que poseemos del actual Santa Claus, o Papá Noel, proviene del dibujante alemán Thomas Nast, el cual migró a los Estados Unidos y allí se le reconoció como “ el padre de los dibujos americanos”. Este dibujó a Santa Claus en una antigua ilustración, la cual apareció el 3 de enero de 1863 en la edición del Harper´s Weekly; y en dónde aparece Santa visitando un campamento de la Guerra Civil. En esta se puede leer “Welcome Santa Claus” (Bienvenido Santa Claus).

La imagen de Santa Claus visitando un campamento de la guerra civil estadounidense

Nast seguiría dibujándolo y en 1881, conseguiría hacer una de las caricaturas de Santa Claus más famosas. Según este autor (el cual sería preguntado por el color del traje de Santa) el rojo sería el color elegido para vestir a este personaje.

Santa Claus de Nast de 1881

Coca – Cola se inspiraría en el Santa Claus de Nast para realizar el personaje al cual conocemos a día de hoy, allá por 1920. Es decir, popularizaría aún más a Santa.

Como podemos ver, sobre el Santa Claus tenemos diferentes historias , las cuales fueron evolucionando y convirtiéndose en diferentes versiones, según la tradición o cultura.

Hablando de tradiciones ¿Sabías que hay lugares en los que tienen la creencia que Santa Claus/ Papá Noel, tiene una versión maléfica?

En efecto, al igual que sabemos que Santa trae regalos a los niños que se han portado bien, en diferentes culturas se usó una versión casi demoniaca, para los niños que se comportaban mal. Este personaje sería conocido como Krampus.

Según la tradición alemana y diversas alpinas, Krampus el cual derivaría de la palabra alemana Krampen (garra) y también de regiones de los Alpes como una derivación del nombre del diablo, se convirtió en la contraparte de Santa Claus allá por el siglo XIX.

Representación de krampus

Cuentan que este se encargaba de visitar a los niños que habían sido malos, la noche anterior a la llegada de Santa Claus, y se los llevaba a su guarida, los devoraba o incluso ahogaba.

La descripción física de este ser, sería la de una especie de demonio peludo mitad cabra, con pezuñas y garras. Llevaba un saco o una cesta, cadenas y campanas, avisando con esos sonidos de su llegada.

Para alejar a este ser y a los espíritus oscuros, los jóvenes se disfrazan a semejanza de este ser, algo que a día de hoy se sigue realizando en ciertos lugares con esta tradición, realizando incluso desfiles.

Desfile de Krampus en Alemania

Otra tradición moderna sería las tarjetas de felicitación navideñas. Se considera que las primeras comenzaron en 1844, gracias al británico William Dobson, el cual dibujó diversas fotos para utilizarlas en esta época del año y pronto se expandiría a los Estados Unidos.

Cole y Horsley en el año 1864 creyeron que esto tendría un gran potencial comercial, por lo que usaron esta creciente tradición para producir lo que ahora supera una industria de $ 1,000,000,000.00, que recibe 4,000 millones de tarjetas enviadas cada año solo en Estados Unidos.

En conclusión y como podemos comprobar, muchas de estas tradiciones que tienen su raíces en culturas muy antiguas, a día de hoy han evolucionado y derivado a lo que conocemos, en gran parte gracias a la publicidad comercial.

Breve introducción a la historia clásica de la filosofía de la existencia y del ser (Metafísica)

Desde la filosofía del zen chino hasta los filósofos presocráticos de la Grecia clásica, ambos coinciden en la metáfora de la sustancia del agua primordialmente cómo creadora de la existencia. Hay que aclarar que el concepto Meta (Meta) y física (phísis) no empieza a usarse por Tomas de Aquino en el siglo XII.

Fue el filósofo Heráclito de Éfeso (540 a.c. – 480 a.c.) quién se empieza a cuestionar de la existencia humana de forma más clara, con su ya conocida fórmula vital del río. Más allá de esto, Heráclito cuestiona originariamente el por qué y para qué del ser, con dicha fórmula.

Desde la perspectiva del propio Anaximandro, nacido en Mileto en el 610 a.c., influenciado deducimos por la lógica del análisis sacado directamente de su biografía, por su labor social de geógrafo, el filosófo piensa de la existencia, la cual iba ligada fundamentalmente al tiempo, que era ilimitada, por lo que existe en el ser una naturaleza infinita.

Del tiempo también depende la postura de Parménides de Elea (nacido entre el 530 y el 515 a.c. aproximadamente) cuya esencia estaría fundamentada en la intersección de la verdad, de naturaleza superior y divina, y la opinión, basada en una mezcla de verdad y vivencias mortales, el “haber por vivido”, claramente definido en sus poemas. Por otra parte, Parménides, también ya distingue claramente al ser y al no-ser o cómo el filósofo helénico lo expresa: “el ente y no-ente”.

Ya que recordemos, el ser y la metafísica como tal no es expresada literalmente hasta Tomas de Aquino. Así, y en definitiva, la filosofía de la metafísica hace diferenciación entre pensamiento/reflexión y lenguaje. Siendo el lenguaje responsable de la corrupción del origen primero del pensamiento, pero también natural e implícito en nuestra naturaleza mortal y humana.


Platón

No se realiza una descripción del ser casi en su totalidad hasta la llegada de Platón. Partiendo del principio de el orden de lo sensible y el orden de lo inteligible. A lo que viene a ser lo mismo pero en el mundo de la existencia del ser, el mundo de las ideas y el mundo físico.

Lo sensible representa la opinión basada en los sentidos, es algo físico. Mientras lo científico forma parte de las ideas y se encuentra a través de la inteligencia y las matemáticas. Algo, para Platón indispensable, y así lo rezaba la puerta de la Academia:


“Nadie entra aquí sin ser geómetra”

En resumidas cuentas, Platón, veía un Bien Superior (inteligible) compartido con un Bien (el sensible) el menos importante. Y ambos formaban parte de la realidad del ser.

Aristóteles

Estamos en el momento del pensamiento de Aristóteles. Y por lo tanto de la distinción definitivamente entre los estudios de la filosofía clásica. Y así su original obra en la que trata de aunar todo su pensamiento sobre el ser.

Lo principal y más destacable de la Metafísica de Aristóteles, es la diferenciación de tres estudios del pensamiento o así mismo ciencias:

La física, las matemáticas ligada a esta primera y la teológica. En esta última se pone de manifiesto la importancia del objetivo de encontrar la verdad y naturaleza del ser y toda su existencia.

De esta forma se considera de esta manera a la teológica como principal y más importante. Usando las dos primeras como medio para encontrar esa verdad universal.

Con esto ya muy meditado, Aristóteles piensa en un término para describir la verdad del ser.

La sustancia, que viene a ser la descripción cualitativa de la existencia y del ser, y diferencia a los distintos fenómenos existentes en la naturaleza del mismo.

No se puede ser y no ser algo al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto”

Referencias

-Poéme sur l´être en J.-P DUMONT (dir.), Les escolas présocratiques, Gallimard, colecc. “Folio”, París 1991.

-Euvres complétes (Platón), traducción integral por León Robin.

-La métaphysique, vol. 2, traducidido por J Tricot.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén